IMPUESTOS

Reforma tributaria, ¿Adiós al impuesto al cheque?

13 Junio, 2017

Tras anunciar el proyecto de reforma tributaria y después de la primera exención de impuesto al cheque, empresas, profesionales y particulares aguardan expectantes las novedades de Hacienda.

La tan ansiada reforma tributaria finalmente dejaría de formar parte de las ideas y buenas intenciones del Gobierno para transformarse en, al menos, un proyecto conciso para la modificación de la crítica realidad impositiva del país.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, adelantó que en las próximas semanas hará efectiva la presentación del proyecto de reforma fiscal al Presidente, para que una vez pasadas las elecciones se eleve al Congreso para su discusión.

Las claves de la reforma están dadas por la modificación a uno de los impuestos más distorsivos del ámbito, Ingresos Brutos. Este tributo influye sobremanera en la facturación de las empresas y su contracara más visible es que en caso de reducirse se afectarían las finanzas de las provincias.

El IVA tendrá entre sus posibles modificaciones la determinación provincial del porcentaje aplicables.

Por su parte el Impuesto a las Ganancias, un tema por demás álgido en la agenda de empresas y organismos públicos, tendrá como discusión fundamental el ajuste automático para la cuarta categoría, es decir empleados en relación de dependencia, para de este modo evitar que más asalariados queden alcanzados por el tributo como sucedió hasta el año pasado.

Sin dudas, uno de los protagonistas de la posible reforma es el impuesto al cheque. Su importancia no solo está dada por constituir el tercer impuesto que mayor recaudación genera, sino que la cuestión radica también en el lobby que los sectores profesionales han hecho desde hace ya tiempo y que se ve sustentada además, por la pretensión de blanquear operaciones.

Un punto saliente que los Colegios de Escribanos plantean es la imperiosa necesidad de transparentar las operatorias y brindar así mayor seguridad para quienes necesitan mover dinero, lo cual es parte ha encontrado un alivio con la posibilidad de transferir sumar ilimitadas por transferencia bancaria, no obstante lo cual el cheque cancelatorio sigue gozando de buena salud.

Ha de recordarse que el cheque cancelatorio solo se encuentra exento del impuesto si ha sido emitido desde una caja de ahorro y tiene como destino otra caja de ahorro de igual tenor. Por esa misma razón la eliminación o la moderación del tributo a los cheques fomentaría la utilización de los mismos.

El impuesto a los débitos y créditos bancarios, más conocido como impuesto al cheque, que fue instrumentado por Domingo Cavallo en el 2001 es una de las prioridades de la cartera de Hacienda, a tal punto que planean su reducción gradual para que en 4 o 5 años quede finalmente eliminado.

El notariado argentino ha dado hace tiempo sobradas muestras de interés en relación al tema puesto que la reducción y eventual eliminación del tributo contribuiría notablemente a aumentar la cantidad de transacciones destinadas a la compra de inmuebles o automóviles.

Los expertos aseguran que el primer paso para ello tendría lugar aumentando gradualmente el porcentaje que puede computarse como pago a cuenta de otros impuestos nacionales como el IVA, ya que actualmente sólo se permite en los impuestos a las Ganancias y Ganancia Mínima Presunta.

En el día de ayer, la intención del Gobierno comienza a ser más patente pues la AFIP comunicó que puso a disposición de los corredores de granos y de la cadena agroindustrial un nuevo servicio en su página de Internet para la exención en el impuesto al cheque que les otorgó el 31 de mayo pasado un decreto para el caso de que les deposite dinero un tercero para cerrar una operación.

Entonces, mientras se aguarda por la inminente y ya anunciada presentación del proyecto de reforma,  la voluntad por parte del ejecutivo queda de manifiesto con medidas concretas. Solo resta aguardar si la tan ansiada eliminación del impuesto habrá de tener lugar y cuál será su contracara para profesionales, empresas y particulares.

Comentarios