El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires celebró sus 152 años

18 Abril, 2018

Con una ceremonia interreligiosa y en presencia del Esc. General de Gobierno, el Presidente del Consejo Federal y el Presidente de la institución los notarios porteños tuvieron su acto de conmemoración.

El pasado miércoles los escribanos de la Ciudad de Buenos Aires conmemoraron los 152 años transcurridos desde la fundación de la entidad que los nucléa. No obstante haber nacido un 7 de abril de 1866, la celebración en el calendario se postergó algunos días y contó con la presencia de importantes exponentes del notariado porteño.

Cabe resaltar que entre las personalidades del ámbito jurídico notarial se encontraba Carlos D´Alessio, designado desde diciembre de 2015 en el cargo de Escribano General de Gobierno de la Nación, y el actual Presidente del Consejo Federal del Notariado por segundo período consecutivo, el Escribano José Aguilar.

Promediando el encuentro, se dirigió a los escribanos la escribana Silvina P. García Coni, representante de los noveles y los más jóvenes de la actividad notarial. Luego de ello y en el otro extremo de la línea de vida profesional también se dirigió al público la Esc. María Esther Pérez Garay que a sus jóvenes 100 años también con enorme lucidez y simpatía expresó su agradecimiento al Colegio y a sus autoridades.

Luego de las emotivas palabras el coro Aznarez Jauregui presentó dos piezas, “Nada” y “Eres tu”.

Finalizando la velada y tras celebrarse la ceremonia interreligiosa, el Esc. Claudio Caputo, Presidente de la entidad, pronunció un discurso emotivo y a la vez reflexivo en el cual puso de manifiesto que el Colegio al igual que la Nación, ha transitado por momentos altos y bajos, siendo que actualmente atraviesa una etapa caracterizada por el desconocimiento de muchos sectores del abanico social, acerca de la tarea que desempeña el notariado.

A las opiniones disvaliosas y arbitrarias opuso su beneplácito por encontrar en la entidad personas que acompañan los vaivenes de la institución y que agradecen el control estricto de la matrícula así como también reconocen el invaluable aporte de los escribanos para labrar a diario la seguridad jurídica.

Desde su atril, el Esc. Caputo no dudó en resaltar la actividades desarrolladas por el Colegio en pos de la capacitación continua de sus matriculados, así como también puso de manifiesto la intención del notariado de asimilar nuevas tecnologías para poder trabajar en conjunto con el Estado y contribuir con la tareas de proveer información del modo más veloz y conveniente posible.

Reafirmando su función social y promediando su discurso sostuvo que “el notariado está de pie y más dispuesto que nunca a colaborar con la comunidad”.

Finalmente, ante la presencia de un auditorio atento y ansioso por celebrar un año más de tan noble institución, dejó en claro que el presente integrador y promisorio de la entidad encuentra resguardo no solo en quienes ocupan cargos dirigenciales sino que es fruto del aporte del notariado en su conjunto.

 

 

Comentarios