MERCADO INMOBILIARIO

Las escrituraciones crecieron un 34% interanual

10 Abril, 2018

Mientras los números crecen año a año, parte del mercado se alarma por una posible crisis que atente contra la construcción y la compraventa de inmuebles.

Al margen de los aumentos de precios, de los índices y del clima político que condiciona el prisma con el que se analiza la realidad cotidiana, los números relativos al nivel de escrituraciones se mantienen incólumes y siguen dando que hablar en el ámbito de la economía.

El hecho consolidado, ya casi una costumbre de los últimos trimestres, no cede. Y es que recientemente el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires informó que en febrero las escrituras de compraventa se incrementaron en un 33,9% interanual.

Cabe aclarar que, para satisfacción del Gobierno Nacional y todos los funcionarios que insisten con una política crediticia renovadora, el 38,6% de esas operaciones fue realizada a través de una hipoteca bancaria.

Los números precisos indican que la cantidad de actos de escrituración de compraventa de inmuebles ascendió a 4.036, mientras que contabilizando la totalidad de las operaciones se movió la impactante cifra de $11.762 millones.

Sin embargo, no todo es celebración. Los montos que reconfortan la política crediticia del oficialismo han sido tomados por parte del arco opositor para marcar una incipiente crisis en el sector. Así es, no obstante haber crecido significativamente en el plano interanual, lo cierto es que en comparación con el mes de enero de este mismo año los actos descendieron 10,1% en cantidad y 9% en cuanto a la suma de dinero que representa.

Según información reciente, posiblemente por el aumento del dólar de los últimos tiempos el plazo para la aceptación de créditos por parte de las entidades bancarias resultó ampliado, lleando a tardar un promedio de 45 días, lo que marca un indicio nada satisfactorio pues los bancos constituyen el principal motor de financiamiento de las hipotecas y en conjunto con planes gubernamentales eran parte importante de los logros en materia de vivienda.

Otra estadística a tener en cuenta está relacionada con la moneda elegida para llevar a cabo las operaciones. Según cifras oficiales, el monto medio de los actos escriturales fue de $ 2.914.468 (US$ 144.638 de acuerdo con el tipo de cambio oficial promedio), lo que representa un aumento del 14,6% en un año en pesos, mientras que en moneda estadounidense bajó 9,5%.

A modo de conclusión puede afirmarse que los datos revelados por agentes privados del mercado inmobiliario y los escribanos de la Ciudad son alentadores y marcan un crecimiento significativo así como también el éxito de las políticas crediticias, sin embargo, no es momento para perder el eje, pues la leve baja mensual en lo referido a operaciones -aunque no hace mella en el número macro- podría ser el inicio del fin de las buenas iniciativas que contribuyeron al crecimiento de sectores varios, hasta aquel entonces estancados.

Comentarios