IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Lo que hay que saber de Ganancias y retenciones a partir de la RG 4190 de AFIP

5 Febrero, 2018

Aclaramos algunas dudas en torno a la retención en casos en que debe pagarse el Impuesto a las Ganancias.

Sin poner el foco en un eventual costo político ni en las negociaciones previas a la sanción de la reforma lo cierto es que el gobierno nacional logró uno de sus cometidos más importantes de cara a la segunda mitad de su mandato. Fue sancionada la llamada “reforma tributaria”.

Habida cuenta de las dudas que las medidas a aplicarse generaron en el ámbito de los profesionales del derecho y la contabilidad, el organismo que encabeza Alberto Abad debió salir a explicar algunos pormenores en torno a la normativa, incluso el mismo 12 de enero, en el Boletín Oficial fue publicada la Resolución General 4190-E, en la que estableció la exclusión de retención prevista en la RG 2139 para las operaciones que realicen las personas humanas y/o sucesiones indivisas, cuando obtuvieran ganancias cedulares.

Según afirman desde el organismo recaudador se exime del impuesto a las Ganancias, entre otras operaciones y sujetos, a los resultados provenientes de la compraventa, cambio, permuta o disposición de acciones, valores representativos de acciones y certificados de depósitos de acciones -siempre que cumplan determinadas condiciones-, títulos públicos, obligaciones negociables, títulos de deuda de fideicomisos financieros y cuotapartes de fondos comunes de inversión, obtenidos por los beneficiarios del exterior en la medida que no residan en jurisdicciones no cooperantes o que los fondos invertidos no provengan de jurisdicciones no cooperantes.

Pasando en limpio la información colectada en medios y comunicaciones oficiales, cabe afirmar que conforme la ya citada RG 4190-E, no serían los escribanos agentes de retención en el impuesto a las ganancias en las operaciones efectuadas por personas humanas y sucesiones indivisas que tengan por objeto la enajenación de, o la transferencia de derechos sobre inmuebles a los que refiere el quinto artículo sin número, incorporado a continuación del Artículo 90 de la Ley del Impuesto a las Ganancias, gravados con la alícuota de ganancias del 15 %, adquiridos a partir del 1 de enero de 2018 y situados en la República Argentina.

Lo mismo rige para casos de transferencia de cuotas y participaciones sociales, prevista en el art. 4º.

Ha de aclararse que los notarios deben continuar con su función de agente de retención en aquellas operaciones descriptas en el Artículo 1º de la RG 2139, a saber:  operaciones que tengan por objeto la transmisión a título oneroso —venta, cambio, permuta, dación en pago, aportes sociales y cualquier otro acto que cumpla la misma finalidad — del dominio de bienes inmuebles ubicados en el país o las cesiones de sus respectivos boletos de compraventa, como asimismo de cuotas y participaciones sociales —excepto acciones—, quedan sujetas al régimen de retención que, con relación al impuesto a las ganancias, se establece por la presente resolución general.

Lo dicho, siempre y cuanto estas operaciones las realicen personas jurídicas y en el caso de las personas humanas y/o sucesiones indivisas que tengan habitualidad en las operaciones descriptas en dicho artículo.

En torno a las cifras, la alícuota de retención sigue siendo el 3%, en tanto y en cuanto no se ha modificado esta disposición.

También sigue vigente la retención en casos en los cuales las personas humanas y/o sucesiones indivisas residentes en el país (no habitualistas) vendan, cedan o transfieran onerosamente acciones de sociedades que no coticen en la Bolsa. En estos casos se aconseja continuar con la retención en el Impuesto a las Ganancias establecida en la RG 1107/2001 del 1,5 %, hasta tanto no se aclaren cuestiones atinentes al Impuesto a la Transferencia Inmueble (ITI).

Comentarios