GARANTIA BA

Seguros de caución como alternativa para alquilar

28 Febrero, 2019

El programa Garantía BA se lanzó a principios de diciembre pasado, y ya se anotaron más de dos mil personas, muchos de los cuales ya están firmando contratos de alquiler. “Una solución para los que no tienen garantía propietaria en la Ciudad de Buenos Aires”, así lo expresa Nicolás Ruete, jefe de Gabinete del IVC, en exclusiva para Notarios Latinos.

—Contanos un poco de qué se trata y cómo surge esta iniciativa de Garantía BA.

—Desde esta gestión, sobre todo en los últimos dos años, venimos trabajando muy fuerte en el acceso a la vivienda y sobre los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el año 2015 se está ejecutando un programa que se llama Alquilar se puede, se trata de una garantía del Banco Ciudad. Sin embargo, ante la gran demanda, nos dimos cuenta de que no es suficiente. Por eso, en conjunto con la Legislatura de la Ciudad, se sancionó la Ley 5859, donde se trabajó para que la comisión inmobiliaria no la pague más el inquilino, sino que se haga cargo el propietario. Aunque nos quedó claro que esa ley no era la solución definitiva al problema. Por eso se conformó la Mesa de Alquileres, encabezada por el jefe de Gobierno, donde participaron distintos sectores –el Colegio de Corredores Inmobiliarios, la Cámara Inmobiliaria Argentina, agrupaciones de inquilinos, legisladores–, entendiendo que hay que visibilizar los distintos ejes de trabajo, que hay un tema que son las barreras culturales y las barreras económicas; que existe un gran problema de formalización dentro del mundo de los alquileres. Teniendo en cuenta además que, para hacer medidas que impacten realmente, tiene que haber un consenso de las dos partes, por lo menos del propietario y el inquilino, y si se quiere con el intermediario.

Así fueron saliendo varias medidas, algunas más complementarias, otras más neurálgicas. Por ejemplo estamos trabajando con el contrato modelo que está a disposición en www.vivienda.buenosaires.gob.ar. También estamos trabajando con mediación gratuita en las comunas, en el asesoramiento legal gratuito dentro del Instituto de la Vivienda, donde cualquiera puede anotarse y tener un abogado a disposición.

Además, estamos trabajando en un programa de certificación gratuita de firmas. Tenemos cierto cupo, pero se puede inscribir. Trabajamos con escribanos de la nómina, y el IVC subsidia el gasto de esa certificación de firmas. De este modo bajamos uno de los costos de inicio que es la certificación de firmas, entendiendo que no es el más significativo pero sí lo es en la acumulación de gastos que uno tiene a la hora de entrar al alquiler.

Quedaba pendiente el tema de la garantía que, en la ciudad de Buenos Aires, es un tema sensible; sobre todo porque se pide garantía propietaria, muchas veces piden que sea de un familiar directo y de la Ciudad de Buenos Aires. Así se lanzó Garantía BA –que es una alternativa a la garantía propietaria– trabajamos con los seguros de caución, y fomentamos esta otra herramienta para los que no consiguen garantía propietaria tengan una posibilidad adicional.

—La realidad es que una persona que es propietaria de un inmueble, hoy sale de garante en un contrato de alquiler diciendo que es fiador y que ofrece en garantía su propiedad, y mañana mismo vende ese inmueble y la “garantia propietaria” se diluye, es una falacia total creer que porque una persona sea propietaria inmobilizará el inmueble.

—Eso que estás explicando, salió muchas veces en la Mesa de Alquileres. Creo que hay un consenso de que la herramienta que hoy se está solicitando tiene muchas limitaciones. Porque hacer un juicio, tratar de embargar una propiedad, muchas veces es muy engorroso. Justamente entendemos que el seguro de caución, muchas veces es hasta más ágil; es una respuesta más rápida, hay un intermediario entre el inquilino y el propietario que actúa con mayor velocidad.

Dicho esto, creo que hay un camino de cambio cultural que hay que hacer en la Ciudad que va a llevar tiempo y que hay que ir logrando por medio de ofertas que san válidas y que le den respuestas al propietario.

 

—¿Cuáles son los requisitos que tiene que cumplir una persona para acceder a una garantía BA?

—Fundamentalmente, ser mayor de 18 años, tener DNI argentino, y en el grupo familiar tener entre dos y siete salarios vitales y móviles –entre 21 mil y 70 mil pesos mensuales– de ingreso familiar. No hay límite de edad. Además, no debe tener antecedentes desfavorables, no haber recibido un beneficio habitacional por parte del Instituto de la Vivienda.

Muchos jóvenes que vienen del interior, que no tienen familiares en la Ciudad, jubilados encuentran una alternativa en las Garantías BA.

Para la inscripción no es necesario acercarse al IVC, la estamos haciendo directamente desde la página de Internet.  Trabajamos con muchas empresas que forman parte del programa. Estas empresas tienen que cumplir con tres requisitos fundamentales, que el costo de la garantía no sea mayor a un alquiler y medio, que haya financiamiento de ese costo, sobre todo que incluya dentro de esa garantía el tema de daños, para servir de variante al depósito, que le dé más seguridad al propietario. Así, una vez que alguien sale seleccionado, tiene la comparación de las distintas empresas, y dentro de ese piso, otro tipo de beneficios para el inquilino, que elige cuál es más conveniente.

Eso va generando un círculo virtuoso, de competencia y de mayores beneficios. Casi todas las empresas están ofreciendo el promedio de un alquiler. Estamos trabajando sobre una herramienta ya existente. Eso nos parece beneficioso, en el sentido de no estar imponiendo algo desde cero sino que muchos propietarios ya estaban tomando. Y tienen sus tres diferenciales, que no puede superar cierto costo, y está haciendo que sea más barato de lo que era previamente a Garantías BA, más el tema de la financiación, más que se cubren los daños, para evitar los gastos del depósito.

 

Vos al principio hablabas del acceso a la vivienda como un factor sensible en la Ciudad, ¿Cómo se aborda esa problemática desde el IVC?

—Uno de los temas que estamos abordando es el acceso a la vivienda por medio de la compra, con créditos del Banco Ciudad. Los créditos Primera Casa BA tienen ya algunos años pero les fuimos modificando cuestiones centrales como tomar ingresos formales e informales, el ahorro, o poder hacer el ahorro en cuotas,  para que cada vez más familias puedan acceder a un crédito.

También estamos trabajando en vivienda nueva. Especialmente este año trabajamos en el Barrio Olímpico, que son las 150 viviendas donde se desarrollaron los Juegos Olímpicos de la Juventud, ya tienen sus adjudicatarios, están en el proceso de ahorro previo, y van a empezar terminarse a principios de 2019. También estamos trabajando con Nación, con PROCREAR específicamente, el complejo Estación Buenos Aires, con más de 3.000 viviendas entre los dos, en Parque Patricios y en Nueva Pompeya.

En paralelo estamos trabajando los complejos habitacionales del Instituto, haciendo un fuerte proceso de regularización dominial. Y también estamos trabajando los proyectos de integración social en las villas de la Ciudad, y ya estamos entregando previamente las escrituras, lo que para nosotros es un orgullo.

Más allá de los distintos programas que venimos lanzando, hay una voluntad de dar información y de acompañar al vecino en todo este proceso. Por eso, en la página www.vivienda.buenosaires.gob.ar volcamos toda la información vinculada a alquileres, y a la compra de inmueble. Además, dos veces por semana estamos haciendo reuniones con vecinos de todos los barrios, dando a conocer la política de acceso a la vivienda en la Ciudad. Porque muchas veces hay desinformación y la solución es informar  y dar herramientas.

Comentarios

Comentarios