Un defensor incansable de la jurisdicción voluntaria ya es miembro de número de la Academia Nacional del Notariado

28 Mayo, 2018

Desde marzo pasado, Gastón Zavala forma parte de la prestigiosa institución que promueve el conocimiento y la investigación en el ámbito notarial argentino.

En marzo pasado, 13 de aquel mes para ser más exactos, el notario Gastón Augusto Zabala fue designado como Miembro de Número de la Academia Nacional del Notariado.

La tradicional institución nacida como producto de la transformación del Instituto Argentino de Cultura Notarial en 1961, cuya función radica en promover el estudio, la investigación y la elucidación de las cuestiones jurídicas relacionadas con el derecho notarial y la práctica de la profesión, ha dado el visto bueno por medio de su Consejo Académico para que el escribano con asiento profesional en Río Negro forme parte de la entidad.

Consultado sobre sus expectativas al afrontar tal desafío no dudo en afirmar:

“Independientemente de la expectativa de participar y compartir con distinguidos y prestigiosos juristas y notarios de amplia trayectoria, conocer sus experiencias, opiniones y visiones doctrinarias sobre los temas de interés y actualidad jurídica, mi intención es transmitir una visión de la interpretación de la ley desde la óptica de un notario del interior, dado que si bien la ley es única en todo nuestro país, la aplicación varía respecto de determinados institutos según el sector en que se aplique”

Cabe recordar que, según afirma la propia ANN, para integrar su nómina es requisito que sus miembros se hubiesen destacado públicamente, realizando contribuciones de mérito tal que significaran un positivo aporte al progreso del notariado, por ser a nivel nacional el organismo académico por excelencia en el ámbito notarial

A ese respecto es dable mencionar que el Esc. Zavala se ha destacado no solo en su rol profesional como Escribano con casi tres décadas en el ámbito notarial, sino que en materia académica ha obtenido la titulación de Doctor en Derecho Notarial (2004), y en sus comienzos el Especialista en Derecho Notarial (1995), Especialista en Documentación y Contratación Notarial (1995), ambos en la prestigiosa Universidad Notarial Argentina.

Es autor de un sinnúmero de artículos y trabajos doctrinarios, más allá de haber participado recientemente con su colaboración sobre Fideicomisos en 2014 -con los Dres. Julio C. Rivera y Graciela Medina en el Código Civil y Comercial de la Nación Comentado-, y el tratamiento de Sucesiones en el  Código Civil y Comercial Comentado, Anotado y Concordado que contó con la coordinación del Dr. Eduardo Gabriel Clusellas.

En materia de divulgación y actividades formativas, y al margen de su extensa trayectoria, entre otras intervenciones cabe mencionar su aporte técnico para aportar claridad a un art. 7 del CCyCN más que controversial. Así quedé de manifiesto por ejemplo en el cierre del LXXIII Seminario Laureano A. Moreira  2017 en el que Zavala fue clave para comprender las implicancias del Código Civil y Comercial en torno a la aplicación del derecho en el tiempo.

En relación a cómo se prepara para encarar esta etapa, remarcó su compromiso y sostuvo:

Implica un gran esfuerzo para mi dado que hay que participar de forma regular y eso implica contar con tiempo, sin embargo tengo un gran anhelo y la importante ilusión de dar a  conocer mi experiencia como notario patagónico”

La jurisdicción voluntaria, su lucha

Desde hace más de una década, Gastón Zavala se abocó -basándose en la normativa de fondo y de forma vigentes- a demostrar que la sucesión en sede notarial era posible, y no sólo eso, que además es a todas luces más conveniente para la comunidad, no solo por tiempos sino también por costos.

En el mentado fallo del caso “ZAVALA, GASTÓN AUGUSTO S/ RECURSO DE RECONSIDERACIÓN S/ CASACIÓN” se analizó y se demostró que las “sucesiones extrajudiciales” eran factibles y convenientes, ninguna novedad en el mundo que desde toda la vida encuentra en la jurisdicción voluntaria soluciones para la vida cotidiana. Sin embargo, fueron muchos los intereses que se aunaron en pos de impedir que -incluso un proyecto de ley que contemplaba el procedimiento-, viera la luz.

Si bien han pasado años y una reforma del Código Civil que terminó hiriendo de muerte inclusive a las mismas donaciones -muchos dicen que por cuestiones venganza gremial-, seguramente los argumentos en favor de la intervención notarial en procesos no contenciosos tendrán cada vez más posibilidades de ser una realidad, ante una justicia impersonal y colapsada.

Desde Notarios Latinos, nuestras felicitaciones al Esc. Gastón Zavala por tan alto lauro, el reconocimiento inestimable al arduo trabajo y la inagotable iniciativa de promover los valores, los conceptos y los criterios notariales que día a día han de regir la actividad profesional.

Comentarios

Comentarios